NÓRDICO MEDITERRÁNEO
Reforma de salón comedor abriendo espacios de comunicación: nuestros clientes deseaban un cambio del salón y el comedor. La zona estaba delimitada por columnas y tabiques y en la zona de transición se ubicaba una gran chimenea de ladrillo visto que los propietarios nunca habían utilizado. El proyecto parte de varias premisas: dar funcionalidad creando nuevas zonas, donde se pueda interactuar en reuniones familiares y con amigos, mientras los propietarios están en la cocina, crear un espacio para la lectura o escuchar música, tener más mobiliario de sofás para poder dar cabida a más gente en los encuentros que realizan habitualmente los propietarios. Comenzamos eliminando la chimenea de obra para reubicar de forma natural el comedor comunicándolo con la cocina, creamos una zona de office con una pequeña barra y diseñamos un mueble a medida para almacenaje en el que se ha integrado un sofá, aquí ubicamos espacio de música y lectura. Durante los derribos ampliamos espacios eliminando falsas columnas y abriendo tabiques, proyectamos una distribución de luz con varios encendidos y reguladores para crear un ambiente por zonas. La parte emotiva del proyecto fue adaptar una pieza de mobiliario al que la propietaria le tenía un especial cariño, era un regalo de su padre, hoy ausente, este se adaptó de forma funcional como mueble de TV sin perder su valor estético y emocional. Utilizamos una paleta de colores en el pavimento de parque de roble gris que colocamos en toda la vivienda, trabajamos el color en las paredes con una gama de grises, utilizamos un mobiliario funcional acompañado por una selección de elementos decorativos, recuerdos de viajes y de familia. El resultado de este proyecto invita a la relajación, a la lectura de un libro, a interactuar en las reuniones familiares y con amigos, a tomar una taza de café en el office. Creamos un espacio integrado, neutro, sobrio y a la vez de una gran calidez. Superficie: 55 m2 Ubicación: Les Corts, Barcelona.